Negocio de Impresión sobre lienzo (Canvas): ¿un buen negocio?

Escrito por Hellen Soriano
Mi Twitter @HellenSor

Tienes tu propio negocio. Eres fotógrafo y te especializas en bodas o tal vez en fiestas de XV años. Tienes buenos ingresos pero quisieras pensar en una manera de ganar todavía más. O tal vez eres un apasionado de la fotografía y quisieras hacer de tu hobby algo profesional y con ello ganarte la vida. O quizás te gustan las manualidades y tienes mucha creatividad pero ahora estás a la búsqueda de otra manera de canalizar tu creatividad y de paso mejorar tus ingresos.

¿Has considerado la posibilidad de imprimir tus fotografías sobre un lienzo (canvas)? Podrías irte a los grandes tamaños y volver una fotografía en una verdadera obra de arte en una sala o cualquier habitación de una casa. O tal vez una fotografía convertida en el centro de atención y en el punto principal de la decoración de una oficina, un restaurante o de cualquier otro lugar.

Hubo una época en la que la impresión de alta calidad en lienzo requería que un artista real copiara el trabajo en el material. Las fotografías sólo se transferían al lienzo de la mano de un profesional especializado en trabajos publicitarios. Sin embargo, con la tecnología actual, puedes imprimir en lienzo por ti mismo. Puedes obtener impresiones de alta calidad con los programas de computadora, el lienzo, las impresoras y el tema adecuados.




Aquí te presentamos la nueva faceta de tu negocio en unos cuantos pasos fáciles de seguir:

1. Empieza por comprar los lienzos en una tienda especializada en suministros para oficina o manualidades. Considera que este material lo puedes conseguir en varios gramajes, como el papel, y que los hay con más o menos textura, más suave o más rugoso. Otros tienen textura que imita distintas telas, que da el efecto de una brocha, etc. Toma tu decisión de acuerdo al acabado final que desees conseguir. En cuanto al tamaño, hay varias medidas estandarizadas, pero más que nada esto va a depender de si vas a tener la impresora en casa o si vas a contratar a alguien que te las imprima.

2. En cuanto a la impresora, busca una de calidad, de ser posible con más de 4 cartuchos de tinta CMYK (cian, magenta, amarillo y negro). Las que tienen de 8 a 12 son idóneas porque no sólo cuentan con los colores básicos sino porque también tienen cian light, magenta light, verde light, naranja light, gris, negro de alta densidad, negro fotografía, etc. Esto quiere decir que podrán reproducir más colores que normalmente pueden estar fuera de la gama de impresión. Ten en cuenta que si vas a imprimir sobre tela con textura, vas a sacrificar algo de la nitidez de la imagen.

3. Por mucho que pensemos que una buena fotografía no debe ser editada, que es el fotógrafo y su buen ojo los que consiguen una imagen impactante, no nos engañemos, las fotografías editadas ganan en dramatismo y no sólo eso, las imágenes que vemos en revistas, libros, o en la web, están todas editadas, por lo que nuestros ojos se han acostumbrado a este tipo de imágenes y una fotografía sin editar, no nos llama tanto la atención o nos parece de peor calidad. ¿Conclusión? Debes tener un programa de edición de fotografías. Usa Photoshop o el que te funcione mejor, y jamás mandes a imprimir una fotografía sin haberla editado.




4. El tema de la fotografía que vayas a usar también es importante. Aunque claro, si vas a ofrecer a tus clientes una impresión sobre lienzo de la foto de su boda, serán ellos los que elijan la que les guste más. Así como lo harán los padres de la quinceañera. Si la fotografía es de tu creación, dejamos la elección a tu mejor ojo artístico.

5. Una buena página Web te ayudara no solo a mostrar tus productos y darte a conocer , te hará ver más profesional. Si estás buscando la creación de una página Web, hay muchas alternativas de acuerdo al precio. Nosotros recomendamos que te pongas en contacto con AAA Computer Website Design aquí.

Recuerda, el éxito de tu nuevo negocio reside en que lo que compres sea de la mejor calidad posible para que tus clientes siempre estén satisfechos. Si crees que hacer la impresión sobre un lienzo es un reto demasiado difícil para ti, siempre puedes mandar a hacer el trabajo en alguno de los sitios que lo ofrecen. Asegúrate de seleccionar el mejor y, además, confirma cómo empacan los trabajos antes de mandarlos. No quieres recibir un trabajo dañado.

Esperamos que estos consejos te ayuden y si crees que pueden ayudar a alguien más, Comparte nuestra página y en especial este artículo.